A partir de la demostración de que el HEBERPROT-P contribuía al restablecimiento del tejido de granulación, que es el material de soldadura de los tejidos ante los traumas abiertos, el CIGB y el Instituto Nacional de Angiología y Cirugía Vascular (INACV) emplearon el HEBERPROT-P con éxito en un estudio clínico piloto entre los años 2001-02, en 29 pacientes diabéticos tipo-II con micro y/o macroangiopatías vasculares, incluidos pacientes con episodios neuropáticos e isquémicos infecciosos, con úlceras mayores de 20 cm2 (escala III-IV de la clasificación de Wagner). Como resultado de este primer estudio, el 58% de estos pacientes logró salvar la extremidad y el número de recurrencias (nuevos episodios de amputación) fue notablemente bajo (Berlanga Acosta, Jorge. et al., (2006). Epidermal growth factor intralesional infiltrations can prevent amputations in patients with advanced diabetic foot wounds. International Wound Journal 3(3):232-239).

A finales del 2005 se concluyó un estudio clínico Fase I-II en 41 pacientes, con resultados aún superiores de eficacia del producto, medido por el cierre total de la herida (cicatrización) en ³50% de los pacientes tratados y preservación de la extremidad en el 66% de éstos (Fernández-Montequín José F. et al., (2007). Intralesional Injections of Citoprot-P (recombinant Human Epidermal Growth Factor) in Advanced Diabetic Foot Ulcers with Risk of Amputation. International Wound Journal Dec;4(4):326-327).

HEBERPROT-P ha sido aplicado con éxito en más de 800 pacientes cubanos aquejados de UPD y en este momento se trabaja aceleradamente en la extensión, a través de la Dirección Nacional de Atención Primaria de Salud, y de conjunto con la Dirección Nacional de Postgrado y el Grupo Nacional de pesquisa activa del MINSAP, en implementar el uso del Heberprot-P y el manejo integrar de la UPD en todos los servicios de atención al paciente diabético en los 498 policlínicos de Cuba.

El producto ya está registrado en Cuba y se terminó un estudio clínico fase III controlado, a doble ciegas, aleatorizado y con placebo, en 149 pacientes con resultados muy positivos de seguridad y eficacia.
La terapia con HEBERPROT-P llena el espacio de una necesidad médica no satisfecha para el tratamiento de las úlceras complejas del pie diabético, desde 1 hasta 80 cm2 de extensión, en pacientes neuropáticos o neuroisquémicos.

EVIDENCIAS GRÁFICAS DEL TRATAMIENTO CON HEBERPROT-P

19 de Febrero de 2007
2 de marzo de 2007
21 de marzo 2007
14 de marzo de 2007
30 de marzo de 2007
19 de febrero de 2007
5ta aplicación (día 11)
19 de marzo de 2007
1ra aplicación (día 1)
5ta aplicación (día 11)
16 de marzo de 2007
19 de febrero de 2007
16 de marzo de 2007
5 de abril de 2007
16 de marzo de 2007
30 de marzo de 2007
19 de febrero de 2007
15 de marzo de 2007
21 de marzo de 2007
2 de marzo de 2007
20 de marzo de 2007
28 de abril de 2007
14 de marzo de 2007
20 de marzo de 2007
28 de abril de 2007
1ra aplicación, (19 de octubre de 2007
30 de abril, 30 aplicaciones
1 años de seguimiento
RESULTADOS: